Por su ubicación geográfica, próxima a las ciudades de La Plata y Buenos Aires, con grandes pulmones verdes y cercana a las costas del Río de la Plata; City Bell se ha convertido en una de las localidades más acogedoras y atractivas de la zona sur de la Capital Federal.
Las vías del ferrocarril están ubicadas sobre la barranca que separa las tierras altas de la zona de bañados. Esta particular geomorfología definió en gran medida la historia del pueblo y de la región, y el uso dado a las tierras

Los primeros pobladores fueron los indios querandíes, que ocupaban el noreste de la zona pampeana. En la región también hubo asentamientos guaraníes sobre el litoral, recibió invasiones araucanas desde el sudoeste y alojó a los quilmes deportados desde Tucumán en 1666.

Los pocos aborígenes que sobrevivieron a la 1ª Fundación de Buenos Aires por Pedro de Mendoza fueron repartidos, junto con las tierras por Juan de Garay en 1580, en la 2ª Fundación

Estas tierras , en el año 1807, fueron testigo del paso de las tropas durante la 2 invasión inglesa bajo el mando del general Whitelocke.

En 1831 llegan los hermanos Bell a la Argentina provenientes de Escocia, y en 1846, el padre de Jorge Bell, don George Thomas Bell, compró las tierras en las que 70 años después se fundaría el pueblo de City Bell.

A la muerte de George Bell, su hijo, Jorge Bell se hizo cargo de la Estancia Grande, de más de 13900 hectáreas, dedicada a la producción agrícolo ganadera y parte a cabaña. El desarrollo de la estancia se ve favorecida por la fundación de La Plata en 1882.

Tras la muerte de Jorge Bell, para crear el pueblo de City Bell, en el año 1913 la Sociedad Anónima "City Bell" compró 300 hectáreas a la Sucesión Bell. Distintos hechos nacionales e internacionales de la época influyeron en la forma en que se inició la historia del pueblo. Las primeras obras marcan un impulso que define las características del crecimiento posterior

Algunos años después se organiza la reserva de tierras para usos públicos y se construyen los primeros chalets. Muchas de estas casas, verdaderos iconos de City Bell, han sufrido severas intervenciones en los últimos años y por eso queremos ocuparnos activamente de defender y conservar nuestro patrimonio arquitectónico, compartir un relevamiento propio de sitios de interés

En 1925, a partir de la visita del gobernador José Luis Cantilo comienza el crecimiento sostenido del pueblo, descripto aquí en dos bloques: Hasta el 50° aniversario y hasta el 100° aniversario.

A lo largo de su joven historia, distintas Instituciones han ayudado al crecimiento del pueblo, dando a cada Barrio una característica propia. Hacemos especial hincapié en los establecimientos educativos de nivel inicial, primario, secundario y terciario, factores fundamentales de arraigo de las familias al pueblo.

Desde sus comienzos, el ferrocarril y los caminos han comunicado a City Bell con el resto de la región. La orientación de cada una de estas vías y caminos responde a hechos naturales o históricos que vale la pena repasar. También rescatamos de la historia las imágenes de los medios de transporte usados.

Flora: Una recorrida por los árboles que pueblan nuestras calles. Descripción de especies autóctonas y exóticas. Guía de reconocimiento.

Fauna: Descripción de las principales especies que habitan (o alguna vez habitaron...) City Bell y su zona circundante. Guía de reconocimiento

Avifauna: Una completa reseña de las aves de la región, muchas de las cuales conviven con nosotros en las zonas pobladas y otras pueden verse en las zonas rurales o cercanas a las costas del Río de la Plata. Guía de reconocimiento

Hoy City Bell es un pueblo pujante, orgulloso de su historia y de sus pioneros y personajes, que ofrece al visitante sus características más atractivas e invita a visitarlas y disfrutarlas.